7/20/07

Sin Estatuas La Inmortalidad Resulta un Disparate

El siguiente artículo de Carlos Monsiváis es una verdadera joya respecto a la celebración del Bicentenario de nuestra "independencia" (y aquí le hago al arte del inmarcesible entrecomillado, así como dice Monsi).


CARLOS MONSIVAIS
EL UNIVERSAL, 1 de julio, 2007

http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/37978.html


Simposio neoplatónico de estu-diosos del Estado, la Historia y la Celebración de Bicentenarios. Sesión plenaria.Tíbulo Godínez (politólogo): Yo creo, humildemente, que un plazo adecuado para formarse un juicio histórico objetivo es 400 años. Antes de ese lapso, no hay juicios que se puedan tomar en cuenta sobre los estadistas, hay opiniones ligeras, infundadas, volátiles, o, lo que es peor, populistas, es decir subversivas. Por eso, y en relación a los gobernantes que han guiado a esta República, propongo que se les declare a todos inmarcesibles, y no se revise su expediente definitivo sino dentro de dos siglos, cuando el pueblo se haya serenado.

Adulatio Romualdo (periodista entregado a la noble causa del entrecomillado): Esa es una idea genial. Otra es pedir que mientras llega el juicio histórico, iniciemos la venta de los Bonos del Ahorro Ideológico para acumular energía y nobleza de raciocinio. Bonos del Ahorro Ideológico. Usted se abstiene de pensar y México no se polariza.

Enjundioso Gómez (Brillante exponente de los ideales de castidad que dinamizarán la familia mexicana): Si se quiere entrarle al tema, estamos a la mitad del camino, a un paso del Bicentenario de la Independencia de la República, que 2010 acogerá en su santo seno. ¡Imagínense! Hace casi doscientos años el señor sacerdote Miguel Hidalgo abrió los ojos por vez primera.

Ramiro Villa Rica (Historiador de buena cuna aunque ya salió de ella y caminó un buen trecho): Quizás por la extrema juventud de sus cuarenta abriles, amigo Enjundioso, está algo confundido. El Bicentenario es el de la Independencia, el cura Hidalgo nació antes.

Enjundioso: Eso de nacer antes es protagonismo. Por decreto, los héroes deberían nacer el mismo día de sus hazañas para que fueran al mismo tiempo Padres e Hijos de la Patria... Como sea, propongo que el Bicentenario sea de puros festejos, y que las críticas, como se ha dicho, se pospongan dos siglos.

Ana Crónica (encargada oficial de la Crónica del Bicentenario): ¡Gran idea! ¡Nada de echarle nada en cara a Santa Anna, Porfirio Díaz y el PRI (éste último mientras no se apruebe la reforma fiscal).

* * *

Fúlgido Lumen (político de la vieja generación): De lo que se trata es de evitar las injusticias. Fíjense en el caso de don Abelardo Rodríguez, que fue Presidente de la República. Nadie lo reivindica como héroe patrio y sin embargo, sólo un irresponsable afirmaría que vendió Aguascalientes a los japoneses. Esa es la prueba de fuego. Si no hay documentación al respecto, don Abelardo es inocente, nunca vendió Aguascalientes a los chinos y nada más por eso merece una estatua... Ahora, como ya nadie lo recuerda, se le puede vender el espacio de la estatua a Wal-Mart.

Adámico Hervor (Empresario de la nueva generación y por ello mismo senador): Si de algo va a servir el Bicentenario es para darle empleo al taller de escultura cívica Don Sebas. ¡Estatuas para todos!

Ínclito Valet (memorioso de café): Un problema colateral es si procede o no levantarle estatuas en vida a los héroes gubernamentales, gobernadores, senadores y diputados incluidos. Por cierto, la definición de héroe: cobra en la nómina y con dignidad.

Adulatio: ¿Por qué va a ser un problema? Si son héroes merecen reconocimiento, y no hay reconocimiento sin pedestal, y el pedestal no sirve de nada sin la estatua. Y sin las estatuas nadie recordaría el origen histórico de los pedestales.

Ínclito Valet: Yo lo decía porque ha subido mucho el precio del cemento y el bronce. (Examina los rostros furiosos a su alrededor) Tiene razón, me retracto, me olvidé del negocio.

Efeméride Lustrosa (Reportera de sociales): Pero si debemos esperar que el juicio histórico llegue, y éste tarda dos siglos, ¿a qué hora no será precipitado levantar estatuas?

Adulatio: Que sean estatuas provisionales que duren siglo y tres cuartos. Ya cuando sea la época del juicio histórico las cubrimos. O a la mejor, Dios no lo quiera, las cubren nuestros descendientes. Si el juicio es positivo, se descorre el velo; si es negativo, se le cambia la cabeza al héroe por la de otro que aguarde turno.

Efeméride Lustrosa: ¡Qué bonito! Eso liquidará para siempre a las equivocaciones históricas. ¿Y cuáles serían los motivos de honra escultórica?

Fúlgido Lumen: Que salvó a la Patria en horas de angustia, que salvó a la Patria en horas de felicidad, que se olvidó de la Patria en horas de asueto, que construyó el México moderno, que restauró el México antiguo, que no hizo ninguna de ambas cosas, que soñó con un México justo, que tuvo pesadillas con un México injusto, que fue leal a su vocación republicana. Que se aprendió de memoria la Constitución de la República y luego murió de meningitis.

Adulatio: ¿Y cuántas estatuas serán necesarias para calmar la sed de gratitud de la Nación?

Lámpara Votiva: Calculen 102,604 por sexenio, con dos o tres reemplazos por accidente moral.

Todos (en voz baja): Qué bien hicimos en asociarnos en esta empresa de estatuaria cívica.

* * *

Aurora Descollante (politóloga, ex–priísta, ex–musa de la sociedad civil): Volvamos a lo del Bicentenario, hay que tener un proyecto, o por lo menos un anteproyecto, un croquis, un boceto, un lista de sillones ad hoc, algo. Démonos prisa porque como Poder Legislativo del partido en el poder representamos al Poder Ejecutivo e intuimos el Poder Judicial.

Todos: ¡De prisa, de prisa! ¡A corretear al tiempo!

Aurora Descollante: ¿Ya fijamos el plazo?

Adulatio: ¡Claro! De aquí a unos años nos vemos aquí mismo, pero ya tardecito.

* * *

Lámpara Votiva: ¿Y a qué héroes hay que darles prioridad?

Eterna Brega (Historiador e instructor de natación en el Popo): Aquí está mi lista: el virrey O’Donojú, Agustín de Iturbide, Lucas Alamán, López de Santa Anna (nos salvó de tener que gobernar Texas, California, Nuevo México, etcétera), Miramón, Maximiliano (conjunto escultórico), Mejía, Porfirio Díaz (tres conjuntos escultóricos), Francisco I. Madero (una banca en La Alameda), Miguel Alemán (seis conjuntos escultóricos y la reposición de la estatua en Ciudad Universitaria), Vicente Fox (un rancho escultórico y una megabiblioteca de bolsillo)...

Todos: ¡Gran catálogo! ¡Viva el Bicentenario!

Escritor

No comments:

There was an error in this gadget