4/25/10

Arizona, una ley inhumana.


La reforma migratoria es un asunto apremiante. Tras por lo menos tres recesiones económicas desde los años noventas, y ahora enmedio del mayor declive económico desde la gran Depresión, la población norteamericana, principalmente anglosajona, se ha vertido en contra de los inmigrantes indocumentados. Existen alrededor de doce millones de indocumentados en Los Estados Unidos en este momento, y si bien, el mercado laboral ha seguido absorbiendo indocumentados principalmente para las labores de servicios, construcción y agricultura, los altos niveles de desempleo de la población han dado motivo a la discusión de la migración otra vez como un "problema." 

Si bien los beneficios de este trabajo poco remunerado que llevan a cabo los inmigrantes los recibe toda la población, las narrativas de "invasión" y las amenazas de "impureza racial" han dado pauta a la criminalización de los inmigrantes. El estado de Arizona es el ejemplo más contundente de este asunto, pues si bien ya se ejercían prácticas discriminatorias por parte de las fuerzas del orden, como por ejemplo con el sheriff de Maricopa Joe Arpaio, quien inició las detenciones de todo el que tuviera aspecto de mexicano. Ahora la gobernadora del estado, Jan Brewer aprobó una iniciativa de ley en la cual la policía podrá interrogar a toda persona que se asuma pueda carecer de documentos legales para trabajar en los Estados Unidos. Obviamente, la policía comenzará (de hecho ya ha comenzado) a detener personas con aspecto de mexicanos y a preguntarles sobre su estatus migratorio. Si alguien no tiene consigo pruebas de su estatus migratorio al ser interrogado por cualquier oficial del orden, podría ser arrestado, encarcelado hasta por seis meses y multado con más de dos mil dólares. Esta ordenanza aplica incluso a residentes legales y ciudadanos, quienes con el solo hecho de "parecer mexicanos" han sido ya detenidos por policías bajo la sospecha de ser indocumentados. 

Algunos grupos civiles ya han comenzado a protestar ante esta medida, que criminaliza principalmente a los mexicanos sea cual fuere su estatus legal en el estado. Se han llamado incluso a comenzar boicotts económicos contra el estado. Ciertamente este próximo primero de mayo, esta ley en Arizona será una de las razones por las cuales los inmigrantes saldremos a las calles de este país, a demandar una reforma migratoria integral, que reconozca las redes económicas transnacionales, y que no solamente premie al capital transnacional, sino que reconozca que el trabajo también viaja a seguir a estos capitales en busca de mejores oportunidades. Una muestra fue esta foto que publicaron en La Jornada, en donde la pancarta dice: 
"Don´t look at my color, look at the great potential I could give to America, the potential that my own nation Mexico, could not take advantage of. I love the US. God Bless America"


No veas el color de mi piel, ve el gran potencial que puedo darle a este país, el mismo potencial que mi propia nación, México no pudo aprovechar. Amo a los Estados Unidos. Dios bendiga a América."

No comments:

There was an error in this gadget